publications

Argentina, Islamic Republic of Iran

photo-1 image description
Mar 23, 2013 0 Comments

Denuncian que misiles argentinos pueden usarse en bomba de Irán

Expertos sostienen que Argentina puede abastecer a Irán de la tecnología para lanzar una bomba atómica. Y aseguran que la Agencia Internacional de Energía Atómica es consciente de que Teherán tiene uranio para desarrollarla cuando quiera.

Joseph M. Humire y Douglas Farah son expertos en terrorismo. Esta semana llegaron a Uruguay para dar una conferencia en B`nai B`rith sobre la creciente injerencia de Teherán en América Latina. En entrevista con El País dijeron que la alianza entre el mandatario iraní Mahmud Ahmadinejad y el expresidente venezolano Hugo Chávez, y a su vez los lazos de Caracas con la argentina Cristina Fernández de Kirchner, dibujan una triangulación que puede abastecer a la República Islámica de la tecnología para realizar un ataque brutal contra Occidente.

Farah sostiene que sabe, “por fuentes de la AIEA (Agencia Internacional de Energía Atómica) que Irán tiene uranio para desarrollar su bomba nuclear cuando quiera, lo que no tiene es la tecnología para generar un misil que pueda llevar esa bomba”. El experto advierte, en tanto, que Argentina, de la mano del programa misilístico Condor, que fue reactivado el año pasado, puede hacerse de esa tecnología que sería trasladada a Venezuela a través de un acuerdo militar. “Y todo lo que llega a Caracas va a parar luego a Teherán”, añade.

“La tecnología Argentina -continúa Farah, que es miembro adjunto del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés)- no es la más avanzada, pero el país sí tiene acceso a la materia para construir las cosas. La manera más fácil para Irán de hacerse de esto es a través de los barcos que le llegan desde Venezuela, que se mueven sin ningún tipo de control”.

Humire, por su parte, advierte que hay que tener en cuenta “el acuerdo que tiene Venezuela con Argentina para crear combustible sólido, un propelente para un misil”. Al mismo tiempo, “Venezuela tiene un acuerdo con Irán para crear pólvora”. “Esta triangulación es preocupante”, agrega.

Según la AIEA ha comunicado, hasta ahora Irán enriquece uranio solo al 20% y para llegar a hacer una bomba atómica debería hacerlo a más del 90%.

ALETA. Humire, un experto en seguridad global que tiene 7 años de experiencia como instructor-entrenador de inteligencia en la Marina estadounidense, sostiene que los lazos Irán-Venezuela-Argentina, generan una “gran preocupación” en Washington, que ve aquí un canal por el que la República Islámica logra romper las sanciones internacionales.

Además, advierte, que el problema no es solo que Teherán pueda convertirse en una “potencia nuclear”, sino que hay que tener en cuanta que ya es “una potencia de misiles balísticos. Tienen desde el Fajr-3 hasta los Shahab, que no son intercontinentales pero de todas formas son muy potentes”.

Humire explica que la tecnología para estos misiles Irán la obtuvo de Corea del Norte y que para alimentar este programa puede hacerse de minerales que hay en América Latina, por ejemplo el tantalio, que sería extraído de Bolivia.

“El acercamiento con la región -añade Humire- empezó con la apertura de mezquitas y centro culturales, luego llegaron las embajadas y después los lazos comerciales. Hoy el máximo punto se alcanzó en Venezuela y Bolivia donde se puede ver la presencia militar iraní”.

AMIA. Argentina e Irán sellaron recientemente un acuerdo para investigar el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 dejó 85 muertos y 300 heridos. Esto provocó grandes críticas desde la comunidad judía, pero, por otra parte, Interpol, que investiga lo hechos, lo consideró algo positivo.

Humire y Farah lo critican y sostienen que algo se esconde tras él. “Lo que más preocupa es que los vacíos en los acuerdos son enormes”, sostiene Farah, y añade: “no se sabe cuánto va a tardar ni cuándo van a generar una comisión, y esto le da la oportunidad a Irán de decir `estamos trabajando con Argentina` sin hacer nada”.

“Creo que hay algo muy grueso que se esconde. Porque los beneficios que recibe Irán son notorios; ahora, lo que ga-na Argentina no queda tan claro. Puede ser que sea todo por crudo. Porque ya sabemos que Buenos Aires ha pasado de ser autosuficiente a tener que gastar este año 13.000 millones de dólares por petróleo”, continúa.

En medio de esta teoría de conspiración está el gobierno de los ayatolás, que jura que Teherán solo persigue fines pacíficos con su plan nuclear, y las declaraciones de altos jerarcas israelíes que evalúan un bombardeo que, hasta ahora, Estados Unidos frena.

HUMIRE Y FARAH, DOS EXPERTOS

Humire

Es un experto en seguridad global. Su experiencia surge de 7 años vinculado a la Marina de los Estados Unidos, como instructor-entrenador en la sección de inteligencia. Durante su carrera militar, Humire fue parte de diversas unidades de fuerzas especiales, involucradas en operaciones contra el terrorismo y la insurgencia en Irak y Liberia.

Farah

Es investigador de alto nivel del Centro de la Evaluación Internacional y Estrategia, Investigaciones Financieras y Transparencia. Es miembro adjunto para las Américas en el CSIS. Se especializa en la investigación sobre las organizaciones criminales transnacionales y grupos armados; terrorismo, financiación del terrorismo y la proliferación de flujos financieros ilícitos, con un enfoque particular en el hemisferio occidental, África y redes globalizadas.

“Quieren entrar en Uruguay”

Los expertos Joseph M. Humire y Douglas Farah advierten que empresarios iraníes estuvieron muy interesados en ingresar en Uruguay a través de Pluna.

“Ellos buscan espacios comerciales para lograr más y mayor influencia en América Latina. Y quieren entrar en Uruguay. Eso se vio en el caso de la aerolínea (Pluna)”, sostiene Farah.

En noviembre del año pasado el secretario de la Presidencia, Homero Guerrero, recibió a un grupo de empresarios iraníes que pretendían comprar siete aviones de la exaerolínea de bandera; la negociación no llegó a ninguna parte.

OTROS PAÍSES. Los analistas también advierten sobre la presencia de Hezbolá en la triple frontera y sostienen que estos hacen negocios de tráfico de drogas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y que gobiernos como el de Venezuela, Ecuador y Bolivia han decidido hacer la vista gorda.

“Se están dando alianzas nunca vistas en la región entre regímenes y grupos terroristas”, concluye Farah.

Read the original article at historic.ElPais.com.

About the Author
  • JOSEPH HUMIRE
    JOSEPH HUMIRE Joseph Humire is the executive director of the Center for a Secure Free Society (SFS), and an expert on asymmetric warfare. His work focuses on examining transnational threats permeating throughout the Western Hemisphere. Follow him on Twitter @jmhumire
Leave a Comment
First
E-Mail