publications

Latin America and Caribbean

Mar 5, 2015 0 Comments

Cristina: “Para algunos, Argentina y AMIA son un daño colateral en una guerra de la que no fuimos parte”

La presidenta Cristina Kirchner volvió a referirse a través de sus cuentas en redes sociales a los atentados a la AMIA y a la Embajada de Israel, y a la denuncia por encubrimiento que le realizó el fallecido fiscal Alberto Nisman.

En ese contexto, le respondió al Primer Ministro de Israel Benyamín Netanyahu, quien aseguró que ‘Irán bombardeó la Amia y la Embajada de Israel’. “Su discurso tuvo un solo objetivo: impedir que Barak Obama llegue a ningún tipo de acuerdo con Irán sobre el Programa Nuclear de dicho país”, escribió. “Es que para algunos, Argentina y AMIA sólo son un daño colateral en una guerra de la que nunca fuimos parte, ni queremos ser”, afirmó la Presidenta.

Aseguró que “para algunos, Argentina y AMIA sólo son un daño colateral en una guerra de la que nunca fuimos parte, ni queremos ser”, y reiteró que el reclamo del gobierno argentino “es el mismo hace 21 años: Memoria, Verdad y Justicia”.

Recordó que “el 17 de marzo hay elecciones en Israel. Dos semanas después de que Netanyahu decidió ir a hablar ante el Congreso de los EE.UU”.

“Y por las licencias que se toma la historia, se cumplen 23 años de la voladura de la Embajada de Israel en Bs.As. Sin que hasta hoy, 4 de marzo, haya un solo detenido o un solo condenado. Igual que en la AMIA”, acotó.

En sus tweets, la mandataria indicó que “el CIJ (por el sitio del Centro de Información Judicial), dependiente de la Corte Suprema de Justicia, publica 2 escritos judiciales idénticos firmados por el fallecido Fiscal Nisman y fechados en los meses de Diciembre de 2014 y Enero de 2015”. Se trata de los mismos que mencionó en su discurso del domingo ante la Asamblea Legislativa, y que el juez Daniel Rafecas mencionara en su dictamen que desestimó la denuncia de Nisman.

Dichos documentos requerían al Poder Ejecutivo que reclamara ante Naciones Unidas la “inmediata intervención del Consejo de Seguridad de la ONU” para que active los mecanismos compulsivos “y conmine a la República Islámica de Irán a que detenga con fines de extradición a los acusados iraníes sobre los que pesan alertas rojas de Interpol”.

La Jefa de Estado insistió que esos escritos contienen “una postura diametralmente opuesta” a la denuncia por encubrimiento contra la Presidenta y el canciller, Héctor Timerman, entre otros funcionarios.

En estos documentos Nisman, continuó la Presidenta, “realiza consideraciones sumamente positivas sobre la política del Gobierno argentino en la causa AMIA desde el 2004 hasta la actualidad, destaca todos los discursos de los Ptes. Néstor y Cristina Kirchner en la ONU”, reiteró la mandataria.

Luego recordó una nota de la corresponsal en Washington de Clarín, en la que el director de Center for a Secure Free Society, Joseph Humire, opinaba que “yo no creo que Nisman hubiera querido atacar a la Presidenta, no era su propósito. Lo que creo es que de alguna manera estaba usando a Cristina Kirchner como un vínculo para poder abrir el caso de AMIA a un nivel internacional, a cortes globales, a Naciones Unidas”.

“Pero hay más: según Humire, Nisman ’buscaba que los iraníes se presentaran ante la Justicia porque los alertas de Interpol no funcionan’. Cada vez peor, sobre todo al recordar que el argumento principal de la denuncia de Nisman contra el Gobierno era que quería hacer caer las alertas rojas”, destacó.

Lee el artículo original, en El Cronista, aquí.

Leave a Comment
First
E-Mail